Materia Prima

Al fundarse Santa María del Río llegaron frailes Franciscanos, quienes, además de instruir a los indios en la religión, favorecieron las artesanías, entre ellas las del rebozo. Fomentaron también el uso de la seda, cuyo cultivo impulsaron los Dominicos en Oaxaca, centro sedero que alcanzó a producir en el siglo XVI una gran cantidad de seda que se distribuía en el país, principalmente en la ciudad de México y en Puebla donde había numerosos telares.

En el Siglo XVII empezó a llegar seda china en el Galeón de Acapulco, que venia de Filipinas, eso y la rivalidad con la seda granadina, acabaron con la fluoresciente producción Oaxaqueña.

A pesar de las prohibiciones, en 1751 el Franciscano fray Junípero Serra, al ver las necesidades de los indios, introdujo en la misión de Santiago Jalpan, Querétaro, la producción de Seda que según Soustelle, adquirían los otomíes de Toliman para tejer quexquemitls y rebozos que muy probablemente, junto con mazos de seda, llevaban a vender a otros lugares incluyendo San Luis Potosí.

De los varios intentos que se han hecho por cultivar el gusano de seda en san Luis Potosí, la primera noticia que se tiene corresponde en 1793. en la instrucción reservada que el virrey conde de Revillagigedo dejó a su sucesor, el marqués de Branciforte.

A fines del siglo XVIIse trató de fomentar la industria y con ella el cultivo de la seda. En 1821, con el fin de reforzar este apoyo, se dedreto la prohibición de introducir galones de solo seda. Fue hasta 1824 que se sembraron las primeras plantaciones de moreras en San Luis Potosí; se cultivaron cantidades modestas de seda en valle de San Francisco, hoy villa de reyes, ese mismo año. No obstante en el año de 1880 fue decisivo para la industria de la seda ya que años después el se introdujeron un taller para torcer y teñirla.

A la seda usada para el rebozo se le llamo catiteo. Su particularidad consistía en que la torcían y pasaban dos veces por el torno. La seda que enviaba el Señor Chambón a Santa María llegaba ya teñida, con excepción de cierta cantidad de seda cruda que pedían con el fin de teñirla con la técnica de amarrado.

En 1886 el Conde Hilario de Chardonnet invento en Francia una seda sintética llamada artisela o seda Chardonnet, una celulosa cuya base es la pulpa de madera. Fue exhibida por primera vez en Paris, en 1889. esta fibra sintética cuyo costo es mas bajo que el de la seda natural y más sencilla de obtener, fue sustituyendo a la seda. Los rebozo tradicionales se hicieron sobre pedido, pero cada vez menos ya que el alto precio de la seda los volvió accesible solo a pocos.